El saludo de paz, dicho por nosotros, no va más allá de un buen deseo.
El saludo de paz, pronunciado por Jesús, en verdad entrega su Paz a quien la quiera recibir.
Jesús muestra sus manos y su costado: las marcas de los clavos y la lanza son ahora signos de la Misericordia Divina.
Mi reflexión sobre el evangelio del Domingo 16 de abril de 2023, II de Pascua o de la Divina Misericordia.
Bendiciones.
+ Heriberto, Obispo de Canelones (Uruguay)

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 112 invitados y un miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search