• La primera fue acerca de la fe.
  • La segunda fue sobre la Iglesia, en la Constitución Lumen Gentium.
  • La tercera fue sobre la Divina Revelación, la Palabra de Dios, en la Constitución Dei Verbum.
  • La cuarta fue sobre la Liturgia en la Constitución Sacrosanctum Concilium.
  • La quinta fue sobre la relación de la Iglesia con el mundo, en la Constitución Pastoral Gaudium et Spes.