Por iniciativa de José Artigas, Joaquín Suárez colocó la piedra fundamental de la Catedral el 13 de octubre de 1816, en representación del Cabildo Gobernador de Montevideo. Para su construcción, que llevó diferentes etapas, el cura vicario Tomás Gomensoro tomó como base los planos de la Iglesia de San Isidro de Buenos Aires.

Es de destacar en la construcción del templo la participación del arquitecto Noya, que estuvo a cargo de los cimientos, y de José Álvarez del Pino quien continuó a cargo de la obra.La primera ceremonia oficial fue la bendición de la bandera en 1828 por Juan Francisco Larrobla.

En 1858, Jacinto Vera celebró la finalización de la nave central con los altares menores y el ábside atrás del altar mayor. La primera de las torres quedó terminada en 1865. Éstas no alcanzaban su altura actual hasta que en 1889 el presidente Máximo Tajes las eligió para tomarlas como punto de referencia, por su situación sobre el Río Santa Lucía.

En 1916 se levantó el atrio principal y se modificó el frente. Entre 1920 y 1925 se le hicieron reformas e intervenciones de mantenimiento. La última restauración se realizó entre los años 1999 y 2001.

El Templo Parroquial fue elevado a la categoría de “Santuario Nacional a la Virgen Nuestra Señora de Guadalupe” por el arzobispo de Montevideo monseñor Antonio Barbieri en 1945. En 1961 el Papa Juan XXIII lo transformó en Catedral, Sede de la Diócesis de Canelones y en 1962 asumió su primer Obispo, Orestes Nutti.

La Catedral guarda un importante archivo documental de la etapa fundacional de Villa Guadalupe llevado a cabo por el presbítero Juan Manuel Laguna, Gomensoro y Larrobla, entre otras personalidades. Los registros en el primer libro de bautismos de Villa Guadalupe, cuyo responsable fue el Padre Laguna, abarcan el período de 1773 y 1774. También se encuentran reliquias que pertenecieron a monseñor Jacinto Vera y al primer Obispo de Canelones, monseñor Nutti, así como los restos del Coronel Simón del Pino y del Comandante Juan Spikerman.

Imagen de la Virgen Nuestra Señora de Guadalupe

Imagen tallada en madera, de unos 60 centímetros de altura, con las manos juntas en actitud de oración. A sus pies una figura infantil levanta los brazos. Se encuentra junto al Pabellón Nacional dentro de la Catedral Nuestra Señora de Guadalupe.
Es la imagen fundadora de la ciudad de Canelones, pues la población se fue constituyendo en torno al templo que se había levantado para venerarla. En su entorno se fueron asentando los primeros habitantes de la futura Villa Guadalupe. Su llegada, el 17 de setiembre de 1759, precede la fundación de la Villa, la cual, por decisión unánime de los vecinos, llevó su nombre: “Nuestra Señora de Guadalupe”. La virgen fue coronada por monseñor Nutti, Obispo de Canelones, el 12 de octubre de 1979.

Órgano de la Catedral Nuestra Señora de Guadalupe de los Canelones

Órgano con 11 registros, 2 teclados y 556 tubos, construido en Sabona, Italia por Giovanni Battista Dessiglioli. Llegó a Canelones en el 1900 por iniciativa de los vecinos que contribuyeron económicamente para su transporte.
Es especial para la interpretación de la música clásica italiana de los siglos XVI, XVII Y XVIII.
Fue valorado en 200.000 dólares americanos luego de su última restauración financiada por la “Academia di Música Italiana per Órgano” de la ciudad de Pistoia, a propuesta de su director el profesor Humberto Pineschi y que en abril de 1989 realizó Sergio Silvestre Budelli.
Está ubicado en el entrepiso de la nave central.

 

Información adicional